Graderío

RAMÓN GÓMEZ- VIVANCOS GARCÍA

Sin defensa no hay paraíso

En los mentideros futbolísticos rojiblancos vence un debate, el de la renovada delantera. Los aficionados se preguntan si Hicham va a explotar tras su periplo gallego, si Caballero superará a Expósito o si Juan Muñoz se mostrará por fin como aquel ariete que tanto prometía en el Sevilla Atlético. En la calle se habla de gol y la controversia sobre la nueva plantilla se centra en los delanteros. La falta de puntería preocupa a una gran mayoría de seguidores, y por goleada, nunca mejor dicho, pero a menudo se olvida que en la categoría donde se va a competir el rey no es el gol, sino la meta a cero. No hay nada más que echar un vistazo a los resultados del Levante de la pasada campaña para darse cuenta de que numerosos choques finalizaron con victoria levantinista por un tanto de diferencia. Es más, en bastantes encuentros a los azulgrana les bastó un solo gol para alzarse con la victoria y los tres puntos. Sí, el Levante alcanzó una elevada puntuación y el ascenso a base dejar su portería a cero y materializar una ocasión, aunque fuera de rebote o el rival se lo encajara en propia meta. Su fortaleza defensiva fue pieza clave, amén de los buenos jugadores que su plantilla poseía. Pero en Segunda por muy buen plantel que se confeccione, sin defensa no hay paraíso. Por muy acertados que Muñoz o Hicham estén, de nada sirve si se encajan dos o tres goles. Por eso me preocupa el aspecto defensivo y ahí, en la zaga, me falta una pieza más. Un central que refuerce una línea fundamental y que libere de paso a Joaquín. Owona jugaba hasta hace poco en Segunda B, aunque apunta buenas maneras, Morcillo tiene sus altibajos y Trujillo no es el mismo que se fue al Levante. Como ese agujero no se tapie convenientemente, por mucha reivindicación de los delanteros rojiblancos, se va a pasar mal. Anoche frente al Granada un gol encajado en la primera mitad provocó ir a remolque, y eso en Segunda significa mucho, tanto como reducir considerablemente el porcentaje final de victoria, como así fue.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios