Cae una banda de asaltantes rumanos que había cometido 60 robos en varias regiones

  • Uno de los cabecillas fue detenido en enero por asesinar a su novia metiéndole fuego

La Guardia Civil ha desmantelado una banda organizada de ladrones, tras la detención de 23 personas de nacionalidad rumana como presuntos autores de más de 60 robos cometidos en viviendas y locales comerciales de León, Palencia, Madrid, Jaén, Toledo y Burgos.

La denominada operación Pallozas se inició en octubre de 2007, cuando la Guardia Civil de León detectó un incremento de robos en viviendas y locales comerciales de Castilla y León, mediante la técnica del butrón (abertura en paredes o techos) o el acceso a la fuerza a dichos lugares.

Posteriores investigaciones determinaron que los autores materiales de los robos eran los miembros de un grupo organizado de ciudadanos rumanos asentados en su mayoría en localidades del Corredor del Henares (Madrid). Una vez identificados, unidades especiales de intervención de la Guardia Civil accedieron simultáneamente a diez domicilios en los que residía la banda, donde detuvieron a sus 23 integrantes.

Una de las personas considerada como uno de los cabecillas de la banda fue detenido en enero de este año por el Cuerpo Nacional de Policía como presunto autor del asesinato de su pareja sentimental, una compatriota rumana de 22 años, a la que prendió fuego en un descampado de Alcalá de Henares (Madrid).

La banda se distribuía en grupos de 4 ó 5 personas. Tras efectuar un reconocimiento previo del lugar elegido, los presuntos delincuentes esperaban hasta altas horas de la madrugada para acceder a las viviendas y locales a través de butrones en paredes o tejados, o forzando con palanquetas otras vías de acceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios