Demuestran científicamente que los hombres obtienen más satisfacción con los videojuegos

  • El estudio ha demostrado que los jeugos "territoriales" activan en el hombre las regiones cerebrales asociadas a la adicción y la satisfacción.

Los hombres son de dos a tres veces más propensos a "engancharse" a los videojuegos que las mujeres, según una encuesta de la consultora Harris Interactive realizada en 2007, además de que ambos sexos prefieren géneros distintos. El motivo de esta diferencia de adicción al juego y de gustos según el género está en los estímulos que los jugadores reciben mientras están en un mundo virtual. Un nuevo estudio ha demostrado que los cerebros masculinos activan las regiones cerebrales asociadas a la adicción y la satisfacción cuando llevan a cabo determinadas acciones virtuales en mucha mayor medida que las mujeres. Mayor satisfacción, más ganas de jugar.

 Se dice que los hombres son de Marte y las mujeres de Venus. Esta habitual expresión no es más que el vivo retrato de los gustos de ambos sexos en el mundo de los videojuegos, mucho más diferenciados que en otras formas de ocio como el cine o la música. Según los datos de ventas que la Asociación de Editores y Distribuidores de Software de Entretenimiento (aDeSe) publica cada año, a los hombres les van más los de acción, disparos, velocidad y deporte, mientras que las mujeres prefieren invertir tiempo en títulos de aventura o puzle. Por un lado, ellos prefieren aquellos en los que se conquista, se bate, se vence, se avanza... Ellas, por otro, buscan más la autosuperación personal.

Buscando la causa de esta diferencia de gustos y por qué los hombres se "enganchan" más a los videojuegos, un trabajo de la Standford University School of Medecine (EE.UU) ha estudiado, en función de su sexo, la actividad cerebral de varios sujetos mientras juegan. Se trata el primer trabajo de este tipo y los investigadores diseñaron específicamente un videojuego cuya sistema de progreso consistía en la toma de territorios mediante un sistema de bolas que el jugador debía "pinchar" para hacerlas avanzar, retroceder, desaparecer... Los científicos no revelaron que se podía ganar mayor territorio de acción haciendo "click" en determinadas bolas.

Según se reflejó en el estudio, todos los participantes aprendieron rápidamente el objetivo del juego, hacer "click" en el mayor número de bolas, y hombres y mujeres consiguieron "pinchar" aproximadamente a las mismas. Los hombres, sin embargo, consiguieron otro objetivo adicional: ganar mucho más espacio que las mujeres porque consiguieron identificar las bolas que permitían dominar más espacio. El doctor Allan Reiss, director del Center for Interdisciplinary Brain ciences Research, determinó que "las mujeres captaron el juego y se movían en las direcciones que cabría esperar. Ellas parecían motivadas para progresar. Sin embargo, los hombres parecían mucho más motivados", incidió.

Los hombres, más satisfechos

Los participantes, que fueron monitorizados para obtener el rendimiento de sus cerebros, mostraron una gran actividad en el centro "mesocorticolimbic" del cerebro, la región más asociada a la obtención de satisfacción y el desarrollo de adicciones. En este sentido, los cerebros masculinos desarrollaron mucha más actividad. Otras tres estructuras cerebrales del circuito de la recompensa o satisfacción -el núcleo acumbeo, la amígdala cerebral y el cortes orbitofrontal- también mostraron mucha más actividad en hombres que en mujeres.

De esta forma, los científicos aseguraron en su estudio, recogido en el número de febrero del Journal of Psichiatric Research, que el avanzar de forma satisfactoria por territorios de videojuegos es más satisfactorio para hombres para mujeres. En este sentido, el doctor Reiss no se mostró sorprendido: "Creo que es justo decir que los hombres tienden a ser más dominantes territorialmente. No hay que ser un genio para suponer quienes, históricamente, son los conquistadores y tiranos de nuestra especia; son los hombres", señaló.

Basándose en este componente de dominación y control de territorios -presente en juegos de deportes, de guerra y acción en general, estrategia, rol e incluso velocidad-, el estudio concluye que los hombres son más proclives a ser "enganchados" por videojuegos que las mujeres. "La mayoría de los videojuegos que son realmente populares entre hombres incluyen componentes agresivos y territoriales", sugirió Reiss.

El equipo responsable del estudio pretende realizar un estudio similar pero con géneros distintos que tengan otras motivaciones y esquemas de juego. Reiss, autor del estudio, y el profesor de Psiquiatría Howard C.Robbins tienen una larga trayectoria de estudios sobre las diferencias entre géneros. En 2005 Reiss y su colega publicaron un estudio mostrando que los hombres y las mujeres tienen un proceso de humor distinto y después surgió la cuestión de la territorialidad, que estudiaron a través de los videojuegos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios