El PP ve "aberrante" que niñas de 16 años puedan abortar sin autorización paterna

  • Igualdad considera que la ley busca la "coherencia" con las edades del marco normativo español.

Comentarios 4

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tildó de "aberrante" que "niñas de 16 años" puedan abortar sin el consentimiento de los padres, tal y como recoge el informe de la reforma de la Ley del aborto estudiado en el Consejo de Ministros el pasado viernes. En este sentido, aseguró que esta reforma "no es necesaria" y que su formación no descarta presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional cuando la norma esté aprobada. Por su parte, la secretaria general de Políticas de Igualdad, Isabel Martínez, defiende que este anteproyecto de ley busca la "coherencia" con las edades del marco normativo español.

En una rueda de prensa tras la reunión del Comité de Dirección, De Cospedal censuró que "la única iniciativa" que se esté conociendo en este momento de crisis económica sea la que "pretende permitir a las niñas de 16 años abortar sin que lo sepan sus padres". 

La número dos del PP afirmó que a su partido le parece "inconcebible" que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero quiera aprobar una ley donde "las niñas de 16 años puedan abortar sin el consentimiento y conocimiento de sus padres". Por ello, María Dolores de Cospedal calificó esta iniciativa de "aberrante".

Asimismo, De Cospedal recordó que su partido "ha dejado claro que no es necesaria la modificación de la Ley del Aborto en España" porque "no existe una demanda social" al respecto. No obstante, aclaró que el límite de los 16 años no es "la única pega", ya que el PP está "en contra de una ley de plazos".

Por todo ello, avisó que los populares no descartan presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional. "Si el Gobierno sigue adelante con su idea de permitir que una niña, que no puede comprar tabaco con 16 años y que no puede someterse a operaciones, pueda decidir abortar sin el consentimiento, nosotros no descartaremos acudir al TC, porque nos parece aberrante", enfatizó.

La secretaria general también criticó duramente que se haya ligado la reforma de la ley del aborto con los actos que se celebraron ayer con motivo del día de la mujer trabajadora. "Identificar este Día con el hecho de que niñas de 16 años puedan abortar sin el consentimiento de sus padres no parece una identificación de la mujer con aspectos completamente equivocados", concluyó.

Por su parte, la secretaria general de Políticas de Igualdad, Isabel Martínez, consideró que el anteproyecto de ley del aborto busca la "coherencia" con las edades del marco normativo español. En este sentido, destacó que en España, a los 13 años, se permiten las relaciones sexuales consentidas, "incluso con adultos" y que a los 16 los jóvenes pueden casarse.

En este sentido, Martínez afirmó que es necesario tener un "conocimiento más apegado" de la realidad social de los jóvenes y, a partir de ello, definir cuando son "capaces autónomamente" de tomar una decisión. En cuanto al momento para discutir esta ley, Martínez aclaró que "solucionar estos problemas siempre es oportuno", y sostuvo que era una de las primeras demandas al Ministerio de Igualdad por parte de mujeres y organizaciones. "Hay que tener una ley acorde con los países del entorno, reconocer la leyes de las mujeres y poner límites", concluyó.

Además, Martínez defendió que la ley se haya planteado en el Ministerio de Igualdad en lugar del de Sanidad, porque el ministerio tiene el objetivo de "garantizar igualdad entre hombres y mujeres y la ley avala eso: garantizar el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad y sexualidad".

En la misma línea, la consejera de Salud de Andalucía, María Jesús Montero, opinó que esta reforma otorgará "mayor seguridad, tanto para los enfermos como para los propios profesionales". En declaraciones a los periodistas tras inaugurar la nueva Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital de San Lázaro (Sevilla), la titular del ramo admitió que en el tema del aborto "todas las posiciones son respetables" y aseguró que existe "una voluntad decidida por parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de acomodar la actual ley a la realidad social". Por ello, en su opinión, la futura reforma responde "a las expectativas de los ciudadanos" así como "a la realidad que se está produciendo en la práctica general del aborto en nuestro país".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios