Sanidad propone a la industria textil tallas ajustadas a las mujeres reales

  • El estudio antropométrico elaborado por el Ministerio evidencia que los patrones de 1972 ya no sirven para el tallaje actual · Las siluetas en forma de cilindro, campana y diábolo son las predominantes

Comentarios 6

Las tallas actuales de la ropa femenina, definidas en 1972, no se ajustan al perfil físico actual de las españolas, según constata el primer estudio antropométrico elaborado por el Ministerio de Sanidad que propone un cambio en el patronaje en función de cuatro valores: estatura, pecho, cintura y cadera. Los datos obtenidos en este estudio, elaborado con una muestra de 10.415 mujeres de entre 12 y 70 años divididas en diez grupos de edad, revelan que el 40 por ciento de las mujeres tiene problemas para encontrar talla de ropa. "Vamos hacia la desaparición de las tallas actuales y hacia otro modelo que satisfaga a las mujeres", afirmó el ministro de Sanidad, Bernat Soria, en el acto de presentación de este estudio, al que acudieron representantes de la industria textil. Soria comentó que para la concreción de sus propuestas baraja varias fórmulas normativas, además de un convenio de autorregulación.

Los datos del estudio muestran la existencia de tres morfotipos de mujer basados en el perímetro de busto, cintura y cadera, en función de la estatura. Soria propondrá a la Unión Europea que incluya estos parámetros en la medición de los tallajes, quedando definidos con tres dígitos (pecho, cintura y cadera) para cada estatura. Por primera vez, un estudio, que también se realizará entre la población masculina, establece que el cuerpo de la mujer española responde a tres categorías distintas según su forma anatómica: diábolo (perímetro de pecho y cadera simétricos y cintura más estrecha), campana (pecho y cintura simétricos y mayor perímetro de cadera) y cilindro (mayor simetría entre pecho, cintura y cadera). Según las medidas realizadas, el modelo cilíndrico (36 por ciento de las encuestadas) predomina en las mujeres más jóvenes, el diábolo (39 por ciento) hasta los 60 años y la campana (25 por ciento) entre las mujeres de entre 61 y 70 años. En opinión del ministro, esta distribución anatómica es "relevante" para el sector del diseño y la confección que ya dispone de "información cuantitativa de lo que se ve en la calle".

Respecto a la estatura, concluye este análisis que cada década la población femenina es un centímetro más alta, y que las chicas de entre 18 y 19 años son las más altas, con un promedio de 162,6 centímetros. Las más jóvenes avanzan progresivamente desde los 157,7 centímetros de las niñas de 12 y 13 años hasta los 161,6 centímetros de las jóvenes de 16 y 17 años, mientras que a partir de la veintena y hasta la treintena la altura no varía de los 161,9 centímetros de media. Las medidas muestran que las mujeres españolas son cada vez más bajas a partir de los treinta años, hasta llegar a 154,7 centímetros, la media de la estatura del grupo de entre 60 y 70 años.

En peso, un 56,2 por ciento de las mujeres tiene un peso normal según su índice de masa corporal (IMC), un 24 por ciento tiene sobrepeso y un 5 por ciento delgadez leve. Así, el 86 por ciento de la población está dentro de la normalidad frente a un 5 por ciento que tiene delgadez severa entre los 12 y 17 años; el ministro mostró su preocupación por la percepción que estas niñas y jóvenes tienen sobre su propio cuerpo, ya que "entre las encuestadas que confiesan estar contentas con su propio cuerpo "un 70 por ciento tienen delgadez severa". Las mujeres más satisfechas con su cuerpo son las que están en situación de delgadez leve (85 por ciento) o moderada (83 por ciento), frente al 54 por ciento que, con sobrepeso, está a gusto con su físico.

Para el diseñador Modesto Lomba, presente en el acto de ayer, estos datos permitirán trabajar con exactitud en lo que hasta ahora era una intuición, "que los patrones no se ajustan al cuerpo de la mujer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios