La Sexta

Wyoming: "La tele está llena de anormales"

  • Él y sus colaboradoras habituales serán los encargados de presentar la 36 edicioón de los Premios TP de Oro este miércoles en La Sexta.

José Miguel Monzón, alias "El Gran Wyoming", dejó la medicina  para dedicarse a la televisión, medio en el que hizo historia  gracias a programas como "Caiga quien Caiga". Tras su polémica  retirada, 'Wyoming' estuvo un tiempo alejado del medio para volver  de la mano de La Sexta. Ahora conduce "El Intermedio", programa  hecho "a imagen y semejanza" del showman que, poco a poco se ha  hecho un hueco en la parrilla.

 - Presenta la gala de los TP de Oro pero, como espectador, *es  seguidor de este tipo de eventos?

- Las entregas de premios tienen un 'handycap' que es la parte  de los nominados, que no se puede eludir, porque para eso se hacen  las galas. El otro día ví la gala de los Goya y disfruté mucho  viendo a mis compañeros. Ahí vi gente normal, porque la televisión  está llena de anormales que se pasan el día insultando, pegando... 

- *Cree que "El Intermedio" tiene posibilidades de hacerse con  el TP al mejor programa de entretenimiento?

- Estos son premios que da la gente, así que tienen más  posibilidades los que tienen más audiencia. También cuentas con la  complicidad y el cariño del público, que es otro factor a tener en  cuenta.

- A pesar de un comienzo discreto, "El Intermedio" se ha ido  ganando al público...

- Sí, estamos muy contentos porque nunca sabes cómo va a  reaccionar el público. Además, está el sistema de medición de  audiencias, que yo siempre he creído que me perjudica.

- *Por qué?

- Porque vi un documental sobre el tema que me dejó muy  frustrado, pensé que se hacía de otra manera. Es como la caja negra  de los aviones, que hasta que no hay un accidente mortal, no se  abre. Es un estudio muy sesgado y perjudica a un tipo de programas  y personajes. 

- Sin embargo, los lectores de TP han votado a "El Intermedio"  como uno sus favoritos...

- Exacto, ése es el gran mérito. "El Intermedio" es un programa  que, si no hubiera sido por la cadena, no existiría. Ninguna cadena  tiene la paciencia de aguantar un programa de estas características  tanto tiempo. En su día ocurrió lo mismo con "Caiga quien Caiga".  Carlotti apostó por él, lo cambiaron tres veces de ubicación, hizo  unas audiencias terribles y luego estuvo siete años. 

- Por eso sorprendió mucho que retiraran "Caiga quien caiga"...

- A mí me sorprendió porque estábamos por encima de la media de  la cadena y teníamos un acuerdo tácito de que si nos manteníamos,  la renovación era automática. Además, vino precedido por una  campaña periodística que decía que la audiencia no llegaba a la  media de la cadena, y me dolió especialmente. Eso te lleva a pensar  que hay una campaña detrás, porque, cuando hay que mentir para dar  razones...

- *Qué ocurrió realmente?

- Creo que no fue casualidad que, en aquél momento, no hubiera  un solo programa crítico con nada. Se acercaban unas elecciones y  se suprimieron todos los programas que podían ser mínimamente  críticos. Creo que hubo un recorte de la libertad de expresión  terrible.

- Cuando comenzó "El Intermedio" en La Sexta, *confiaba en que  acabaría calando en el público?

- Sí, por ésa razón acepté estar en el programa. Casi todos los  programas que he hecho, salvo los que me han quitado 'a palos', han  durado mucho tiempo. Van poco a poco, pero, una vez que alcanzan  una meta, no bajan de ahí. No son programas de alto rendimiento a  corto plazo, pero sí a largo plazo. Siempre he tenido la suerte de  elegir en este sentido, porque he tenido un colchón económico que  me permitía quedarme en casa hasta encontrar un proyecto que yo  vería como espectador.

 - *Cree que si "El Intermedio" se emitiera en otra cadena con  mayor audiencia que La Sexta sería diferente?

- La verdad es que no lo sé. No me puedo posicionar porque hay  muchos programas que no me gustan que tienen una audiencia  espectacular. Yo creo que la gente debería ser más crítica con la  televisión y exigir, porque es mucho lo que se podría obtener de  ese electrodoméstico. Ha llegado un punto en el que mucha gente se  averguenza de la televisión, no les gusta lo que dan en televisión,  por eso el público debería ser más crítico. Hemos llegado al  extremo en el que un programa en el que dos señoras salen  insultándose hace una audiencia brutal porque es espectacular como  emisión. Si, debido al éxito, esto se convierte en el camino a  seguir, será terrible

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios