Amnistía Internacional apela a la defensa de los derechos humanos

  • Enrique Martínez-Salanova fue el encargado de presentar el informe anual

Presentación del informe de Amnistía Internacional. Presentación del informe de Amnistía Internacional.

Presentación del informe de Amnistía Internacional. / d. a.

El último informe anual de Amnistía Internacional apela a la responsabilidad de los ciudadanos para defender los derechos humanos en el mundo. "Lo que necesitamos en Amnistía Internacional son héroes anónimos", señaló Enrique Martínez-Salanova en el acto de presentación del informe en Almería y añadió que "tenemos que vigilar a nuestros países y también a nosotros mismos, si aumenta el nosotros contra ellos habrá un colapso de los derechos humanos". "No podemos esperar que sean los estados o instituciones las que intervengan y aseguren justicia, las personas deben unirse y luchar por la protección de los derechos humanos", afirma el informe de Amnistía.

2016 fue un año horrible para los derechos humanos, se caracterizó por la retórica del "nosotros contra ellos" utilizada por muchos políticos en discursos de culpa, odio y miedo, con el fin de tocar la sensibilidad del votante. Si los gobiernos continúan limitando la libertad civil, la igualdad, la privacidad y otros derechos las consecuencias pueden ser trágicas. El informe muestra como el mundo se cruzó de brazos mientras se cometían atrocidades en Siria, Yemen y otros lugares, desde bombardeos de hospitales hasta uso de armas químicas.

Martínez-Salanova destacó el mestizaje "como elemento enriquecedor de la sociedad" recordando que los españoles también hemos sido emigrantes en muchos momentos de la historia por ello deberíamos ser sensibles a la llegada de refugiados, sin embargo y a pesar de haberse comprometido el gobierno español ante la Unión Europea a acoger a más de 17.000 personas hasta ahora sólo han llegado unas mil, según Amnistía Internacional esta cifra es ridícula y denuncia que el sistema de acogida y asilo español es "discriminatorio, arbitrario, obsoleto e ineficaz". Amnistía Internacional también denuncia las devoluciones en caliente producidas en los últimos años en las fronteras de Ceuta y Melilla que suponen una práctica contraria al derecho internacional. Para el antropólogo y profesor universitario Martínez-Salanova los españoles "creemos que no hay problemas en nuestro país contra los derechos humanos y el informe de Amnistía recoge amplias preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos en España" como restricciones desproporcionadas de la libertad de expresión amparadas en la Ley de Seguridad Ciudadana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios