Bonilla pide a los Reyes Magos la llegada de Ikea para 2011

  • El Ayuntamiento ha fortalecido su posición prioritaria para el desembarco de la empresa sueca · Las conversaciones son fluidas pero la crisis frena el 'sí quiero'

El alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, aún recuerda con orgullo el 29 de octubre de 2008, día en el que inauguró junto con el resto de su equipo de Gobierno, el parque comercial Viapark Bahía de Almería, que se ha consolidado en este último año en un importante centro económico para el Poniente y un revulsivo laboral para muchos vicarios.

Pero a Bonilla aún le queda un as más en la manga. Y esa carta tiene nacionalidad sueca y se llama Ikea. Varias fuentes consistoriales han confirmado a este periódico que las conversaciones con el gigante dedicado a la venta minorista de muebles y objetos para el hogar y decoración "son fluidas". Algo que confirma que, a pesar del tiempo que ha pasado desde que se iniciaron los contactos -meses antes de la inauguración de la superficie comercial-, los contactos entre el institución pública y la empresa sueca no se han paralizado.

Lo que si ha sucedido, comentan estas mismas fuentes, es que la crisis económica que azota al país "ha frenado la euforia inicial", algo que traducido en plazos temporales, retrasaría el desembarco de Ikea no antes del año 2011.

Un panorama un tanto desolador que, por el contrario, no ha conseguido dinamitar las posibilidades reales de que Vícar pueda albergar un gran superficie de la empresa sueca.

La segunda fase de ampliación del Bahía de Almería ofrecería al gigante del mueble al por mayor una superficie de más de 500.000 metros cuadrados al otro lado de la Autovía del Mediterráneo. Espacio suficiente como para albergar una sede de grandes dimensiones y que serviría de conexión con los centros que hay actualmente en la provincia de Málaga y la vecina Murcia, cerrando así el arco Mediterráneo.

Antonio Bonilla, que nunca ha afirmado ni desmentido esta posibilidad y que siempre ha marcado la pauta del mutismo absoluto entre su equipo de Gobierno para evitar deslices que entorpezcan la negociación, si que ha señalado en diversas ocasiones cuando ha sido preguntado por los medios de comunicación sobre este tema que "Ikea vendrá a la provincia de Almería y lo hará en la mejor instalación comercial y en la que cuente con mejor comunicación".

Dos claves de las que se desprende que Viapark Bahía de Almería sigue siendo el mejor posicionado para el desembarco de Ikea en la provincia dejando por detrás al otro gran contendiente, El Ejido.

En el caso de éste, también ha habido negociaciones para instalar una sede de la empresa sueca en la carretera de Almerimar, que tras la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana ejidense, también puede ofrecer una amplia superficie para asentarse. El caso es que las conversaciones quedaron paralizadas hace meses, y el único que por ahora sigue erre que erre es el consistorio vicario que no quiere dejar escapar la oportunidad de marcarse un tanto de cara a las próximas elecciones municipales, que precisamente se celebran en 2011.

Con este panorama, Bonilla pedirá este año a los Reyes Magos que las negociaciones tomen de nuevo fuerza y para 2011, con la ampliación del Viapark Bahía de Almería cristalizada, los suecos den su brazo a torcer y escojan al municipio como nueva sede comercial. Las carta ya la tienen sus Majestades.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios