Farmacéuticos ven peligrar su "bandera" si faltan medicamentos

  • El presidente del Consejo Andaluz asegura que lucharán porque los fármacos sigan llegando a todos y cada uno de los ciudadanos en cualquier punto del territorio y en las mismas condiciones

La farmacia vive en la actualidad un momento clave. Muchas son las informaciones que circulan sobre este asunto y que el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha querido debatir en las segundas Jornadas Farmacéuticas Andaluzas que se han celebrado durante el viernes y el sábado en el municipio de Roquetas de Mar.

Entre los asuntos más destacados los profesionales de la farmacia han tratado el desarrollo reglamentario de la Ley de Farmacia de Andalucía, el recurso ante el Tribunal Constitucional contra algunos de los artículos de la citada Ley; la nueva ofensiva de Bruselas contra los medicamentos genéricos y las políticas de fomento de la prescripción por principio activo; los problemas de desabastecimiento y la entrada en funcionamiento de la discutida Ley de Sociedades Profesionales, entre otros asuntos.

Sin duda, los que mayor preocupación despiertan son los citados en última instancia. En lo que al desabastecimiento se refiere, los farmacéuticos han elegido el marco de las jornadas para presentar el programa Ábaco. Con el mismo, se pretende contrarrestar las situación de desabastecimiento que están viviendo en los últimos tiempos. Para la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Almería, Pepita Ortega, "no es lógico que en el siglo en que vivimos falten medicamentos en las farmacias". A través de esta medida vamos a intentar que esto se acabe".

El Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos espera con el nuevo programa, en primer lugar, beneficiar a los pacientes y a las propias oficinas de farmacia, creando un sistema de información que sea eficaz en la lucha contra el abastecimiento, pero también atajar la raíz del problema invitando a colaborar a industria y distribución y evidenciando cuáles son las entidades que contribuyen a evitar incidencias en el suministro a la farmacia.

Asimismo, aspira a contrarrestar el deterioro de imagen que sufre la oficina de farmacia y el propio modelo de farmacia como consecuencia de las situaciones de desabastecimiento. "Si la bandera del modelo asistencial es que el ciudadano tiene acceso al medicamento en cualquier punto del territorio y en las mismas condiciones, tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano para que no se produzcan situaciones de abastecimiento, ni siquiera de forma puntual, pues de lo contrario se nos cae nuestra bandera", explicó Manuel Arenas, presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos.

El sistema diseñado por el Consejo Andaluz resulta complementario al que ya se sigue a nivel nacional con el nombre de Seguimed. Este último, es un sistema útil pero que se ha revelado hasta el momento como insuficiente y quizás demasiado complejo.

Así, añaden que los enormes volúmenes de información remitidos a este sistema, la amplia gama de productos que cubre y el amplio territorio geográfico al que afecta, le resta agilidad y eficacia a la hora de evitar posibles situaciones de desabastecimiento. Por ese motivo, y sin perjuicio de la continuidad de este sistema, el Consejo Andaluz ha puesto en marcha este nuevo programa Ábaco, que se desarrollará únicamente a nivel andaluz y sobre una serie concreta de productos.

En un principio serán veinte. No obstante queda abierta la posibilidad de que en un momento determinado el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos considere necesario incluir otros que pudieran ser susceptibles de sufrir algún problema de abastecimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios