Imagen del agua Manantiales y fuentes

  • La Mancha que vio Cervantes. Las citas son innumerables y de una gran diversidad, pues en las sociedades rurales además del valor económico: regadío, abrevadero del ganado...

EN las Relaciones Topográficas de los Pueblos de España de Felipe II (Archivo/Biblioteca del Real Monasterio de El Escorial) las citas sobre manantiales y fuentes son innumerables y de una gran diversidad, pues en las sociedades rurales además del valor económico: regadío, abrevadero del ganado, "lavar los paños", etc., y de aprovisionamiento humano, materializan una serie de valoraciones e identificaciones espaciales.

Villarubia de los Ajos (Ojos)

"Esta villa es muy abundosa de aguas dulces y salobres, y que por la mayor parte todos los vecinos beben de los pozos que tienen en sus casas.

Encima de esta dicha villa hay una fuente abundante de agua, y que de esta fuente aunque es agua dulce no se bebe, sino que solamente se goza de ella para regar los huertos y lavar los paños.

Una legua de esta villa, donde dicen Renales, hay dos fuentes, la una junto a las huertas de Renales, y la otra más arriba, hacia la sierra, que se dice la Nogueruela, en las cuales se riegan las huertas de Renales y beben los ganados.

Donde dicen San Serbante hay otra fuente, y en el Alcocer hay otra fuente, y otra dice la fuente de Santa María que está en la ribera, y otra que se dice la fuente las Pozas, y otra que se dice el Ojo de esta villa, y otra que se dice la fuente el Ojo la Morena.

Hay otras muchas fuentes, en tal manera que esta villa y su término están muy abundantes de agua."

La fuente o manantial es un hito esencial en la configuración mental que los manchegos tienen de su territorio. Las fuentes del pueblo en el mismo centro o en sus inmediaciones, abastecen de agua potable a la población dando lugar a otra imagen, y en su término municipal, tanto en la sierra como en el llano, ambas cumplen funciones distintas, frecuentemente complementarias.

Villaescusa de Haro

"Es este pueblo muy abundoso de agua, porque en él y en su término hay muchas fuentes de agua dulce.

La una de ellas, y más principal, está junto al pueblo, hacia el mediodía. Es de buen edificio y cal y canto y ladrillo. Llámase la Fuente San Pedro. De ella se provee la mayor parte del pueblo.

Bajo de ésta, a la parte de occidente, hay otra que le llaman La Hontanilla. Hay en ella, en el mismo camino que va de esta villa a Belmonte, un pilar donde se abrevan la mayor parte de las acémilas y animales de esta villa.

A la otra parte del pueblo, hacia el septentrión, hay otra fuente de mucha agua, que le llaman la Fuente el Salobrar.

De estas tres fuentes corre abundancia de agua, con que se riega una veguilla de huertas de algunos árboles y de hortaliza que esta villa tiene.

Fuera de éstas, en este término hay otras muchas fuentes en lo despoblado, como son: la fuente El Cabalgador, y la fuente El Cerezo, la fuente Giliberte, la fuente Alba, la fuente La Gotera, que de ella se provee la villa de Belmonte. Y de todas estas fuentes corre agua en abundancia.

Y, asimismo dos lagunas, que la una se llama laguna El Recuenco, y la otra laguna del Camino de Cuenca, porque está junto a este camino. Abundan siempre de agua. En ellas de ordinario hay muchas aves de caza".

La identidad espacial de los encargados de cumplimentar el capítulo "Si es abundoso o falto de aguas y las fuentes o lagunas señaladas que en el dicho pueblo y sus términos hubiese, y si no hay ríos ni fuentes, de dónde beben y a dónde van a moler", de las Relaciones Topográficas de los Pueblos de España de Felipe II, se refleja en la percepción que tienen de las fuentes y de los pozos. Reseñando, con un amplio espectro de variantes su localización en el pueblo y el término tanto en la sierra como en el llano, caudal, abundancia, variaciones estacionales, calidad del agua. Algunos pueblos consignan la conducción de ésta desde el manantial originario a la fuente secundaria, así como también las obras de acondicionamiento, construcciones y edificaciones que enmarcan ciertas fuentes y posibilitan su aprovechamiento, añadiendo al paraje en el cual se encontraban, en medio del campo o de la población, una imagen y significado característicos.

Uclés

"Junto al pueblo hay un arroyo de agua dulce contino que jamás falta, que sale de una fuente que está legua y media del pueblo. Hay huertas buenas de hortalizas donde se provee la villa. En el arroyo hay en el término de Uclés cinco molinos pequeños.

Uclés es muy abundoso de agua, a causa de que en él hay una fuente, que dicen fuente Redonda, que está un cuarto pequeño de legua de la villa, de donde sale el arroyo arriba dicho, que jamás crece ni mengua.

Es un edificio redondo en compás, que tiene una cerca de calicanto, hasta los pechos, en rededor, y por dentro un andén para andar por ella. Tiene en hondo tres estados y más; y bajan al suelo por unas escaleras que están hechas de piedra, y tiene en ancho setenta pies, y suele mondarse con unas sangrías que tiene por bajo. Es de muy linda agua, hay en ella peces pequeños, que ninguno llega a tres onzas.

Solían beber de esta fuente los vecinos, y porque tenía muchas ovas y peces el señor gobernador, que ahora al presente es, ha traído de más arriba de esta fuente Redonda una fuente a la villa de Uclés, junto a los muros de ella, que tiene cuatro caños gruesos, con un edificio muy galano, y un pilar para las bestias, apartado de la fuente.

Dicen ser la mejor de las mejores de España, y de mejor agua y más clara y abundante, y de esta beben en el pueblo."

Villarrubia de los Ojos, Villaescusa de Haro, Uclés eran si no un caso excepcional sí poco frecuente, en un medio como el manchego. En las Relaciones Topográficas de los Pueblos de España de Felipe II son numerosas las referencias a la escasez de agua potable de manantiales y fuentes, frente a la abundancia de pozos.

Campo de Criptana "es tierra falta de agua, hay una fuente a la orilla de esta villa que sale de la sierra de Criptana, de agua dulce, que no basta a abastecer la tercia parte del pueblo, hay muchos pozos dulces al pie de la dicha sierra de Criptana". Palabras que muy bien podían suscribir otros muchos pueblos: Mota del Cuervo, El Toboso, Tarazona de la Mancha, Quintanar de la Orden, etc., e incluso la propia "ciudad" de Chinchilla.

Chinchilla

"Esta ciudad es muy falta de agua, solamente tiene dos fuentes pequeñas de muy poca agua, de donde se sustentan estas fuentes, en la sierra que ella tiene de frente a la parte de oriente, y las fuentes están y nacen en la dicha sierra a la parte del poniente y más al septentrión que al poniente.

No son fuentes que corren, sino que se rebalsan unas cisternas que les tienen hechas por ser tan poca el agua, y de allí la cogen.

Los vecinos de esta ciudad con gran dificultad se pueden proveer de agua de ellas. También se provee esta ciudad en tiempo de verano, porque falta agua en las dichas fuentes, de unos pozos que esta ciudad tiene, el uno a la parte de mediodía de esta ciudad y el otro a la parte del poniente, y este es de mucha agua y muy buena.

Las fuentes y este pozo son de agua muy delgada dulce. Están las fuentes de la cerca de la ciudad un tiro de honda, el pozo a un tiro de ballesta."

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios