El ejido

Un anciano denuncia a su médico de cabecera por el trato vejatorio recibido

  • José Blanco asegura que como "venganza" por la queja presentada su médico le ha suspendido la medicación, incluido el tratamiento prescrito por un neumólogo del Hospital de Poniente

José Blanco es un vecino de El Ejido, de avanzada edad, usuario del Centro de Salud Ejido Norte, que en los últimos meses recibe el que a su juicio es "un trato vejatorio" por parte de su médico de familia. Pero en las últimas semanas esta situación se ha agravado. Tanto es así que el afectado se ha visto "obligado" ha presentar una queja en el centro sanitario Ejido Norte a fin de que se tomen las medidas disciplinarias oportunas contra el facultativo, que responde a las siglas S.R.H.

Tal y como ha destacado el propio denunciante, "es un médico excelente y no entiendo qué le ha ocurrido".

La nueva actitud del médico comienza en noviembre cuando Blanco tuvo que acudir en varias ocasiones, con cita previa, para conseguir un pase para el neurólogo porque "en los últimos meses tengo falta de memoria y sólo quería que el especialista me viese", ha asegurado.

Asimismo asevera que su médico se negó en rotundo a facilitarle el pase argumentando, según Blanco, que "no tengo nada y no necesito nada, pero él no es neurólogo, y yo cada vez pierdo más memoria".

José Blanco asegura que esta situación fue similar en el pasado año 2008 cuando solicitó ser visto por "un neumólogo y me lo negó durante meses hasta que se vio obligado porque mi situación empeoró y al final resultó que padezco fibrosis pulmonar".

Hace unas semanas, Blanco y su esposa, Antonia Galindo, acudían al centro sanitario como en otras ocasiones sin sospechar que se encontrarían con su médico de siempre, pero malhumorado e irrespetuoso, asegura. Nada más entrar "mi médico se mostraba en actitud chulesca, altiva y vejatoria hacia mí. Sólo me repetía que acudo demasiadas veces a consulta, que le hago perder el tiempo y le molesto", ha afirmado el denunciante.

Blanco explica que de forma calmada le dijo que si acude es porque "tanto mi esposa como yo lo necesitamos". Apostilla además que incluso le exigió que cambiase de facultativo y que no volviese jamás por su consulta e incluso llegó a "romperme el pase para el especialista que acababa de hacerme". "Tras echarme literalmente de la consulta le dije que le iba a denunciar y él me dijo que hiciera lo que quisiera", ha afirmado.

Blanco va más allá en sus acusaciones y afirma que pocos días después, ya habiendo solicitado el cambio de facultativo tanto él como su esposa, "fui a la farmacia y tengo el papel sellado que refleja que no me podían dar la mediación porque estaba suspendida. Me la había suspendido mi médico, todo, incluso la que me recetó el neumólogo del Hospital de Poniente para la fibrosis pulmonar", ha afirmado.

Asegura que esta situación le ha dolido y continúa sin entender qué ha ocurrido para verse en esta situación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios