Los feriantes amenazan con colapsar el centro con camiones y cacharricos

  • No están de acuerdo con la propuesta municipal de recortar dos días la Feria de la Noche · Llevarán a cabo esta protesta, si el alcalde decide aplicar la medida

Comentarios 0

El acuerdo entre el alcalde de Almería y el Partido Socialista para recortar la Feria de agosto ha sentado como un jarro de agua fría a los feriantes, que están dispuestos a hacer desfilar sus camiones y trailers con sus cacharricos por el centro de la ciudad, si Luis Rogelio Rodríguez-Comendador decide finalmente dejar las fiestas patronales en ocho días.

La junta directiva de la Asociación de Feriantes de Almería ha mantenido ya una reunión para debatir en su seno las propuestas que el Consistorio está lanzando a la opinión pública y los distintos sectores implicados. La que más les duele es la eliminación del calendario festivo del primer viernes y el último domingo, dos días menos que, para los feriantes, suponen importantes pérdidas económicas.

Aunque las dos noches a suprimir son precisamente las que menos visitantes recibe el recinto ferial, las cifras que barajan estos profesionales apuntan unos ingresos que oscilan entre los 3.600 y 600.000 euros, dependiendo de si se trata de una caseta, puesto de comida y similares o de las atracciones de la Feria para mayores. "El primer viernes viene la gente de los pueblos y con ese dinero nosotros podemos pagar el consumo de luz y la mitad del combustible, y el último domingo también tenemos ingresos. Las casetas no cierran hasta las dos o tres de la mañana y las hamburgueserías y otros no cerramos hasta las seis".

Son las cuentas del presidente y portavoz de la Asociación de Feriantes, Juan Milán, quien traslada el malestar de sus compañeros por lo que consideran una decisión injusta y caprichosa porque "quitan y ponen a su antojo cuando nosotros somos los dueños; nos obligaron a hacer el Día del Niño y ahora nos quieren fastidiar aún más".

Este sentir se plasma en el hecho de que los feriantes incluso ya tienen pensado su itinerario de protesta. Arrancaría en el recinto ferial para llegar a la Rambla, pasaría por Obispo Orberá -donde se encuentra la Casa de la Juventud, en la que está la Concejalía de Cultura- para circular por el Paseo y la avenida de Cabo de Gata hasta el recinto ferial. Por el momento, esperan al siguiente movimiento de ficha por parte del Ayuntamiento antes de solicitar permiso a la Subdelegación de Gobierno para llevar a cabo esta peculiar manifestación. "Vamos a ir con los cacharricos encima", comenta Milán.

Alegan agravio comparativo, ya que consideran que la Feria del Mediodía es el origen del problema y que ésta, sin embargo, conserva su duración. El presidente de la Asociación es rotundo en este sentido: "Nos están castigando por la Feria del Mediodía, cuando los hosteleros llevan ocho años y yo, por ejemplo, que tengo 56, llevo toda la vida en el recinto ferial". No creen que el recorte a la de la Noche sea la solución, además, al problema del botellón ni que contribuya a cambiar la imagen que ofreció la capital durante las fiestas del pasado verano.

Otro asunto peliagudo que complica el fondo de la situación es la decisión del Ayuntamiento de congelar las subvenciones concedidas a las asociaciones vecinales para la organización de las fiestas de barrio, según comunicó el presidente del colectivo de feriantes, quien asegura que está suponiendo otro descalabro económico para estos profesionales, ya que cada vez son más los barrios que prescinden de contratar atracciones de feria para animar sus fiestas. "Nos recortan la Feria de la Noche y no nos compensan por otro lado".

Estas declaraciones de Milán dejan entrever una posible vía de negociación aprovechable por el equipo de Gobierno, si quiere que las medidas propuestas estén avaladas, al menos, por los sectores afectados.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios