Aranda pone en un serio aprieto a Unai Emery

El Numancia remontó, sufrió y ganó al Valencia, tras siete derrotas consecutivas, una victoria capitaneada por su delantero Aranda y que le permite abandonar el farolillo rojo de la competición y amarrarse a la lucha por la permanencia.

El Valencia, que se puso por delante merced a un regalo de Juan Pablo, tuvo en las botas de Vicente el empate en el último suspiro del encuentro, con un disparo cruzado que se fue, primero, al palo, y después, a las manos del guardameta rojillo.

Pero la victoria llegó con sufrimiento. El Numancia reculó y el Valencia buscó, cuando menos, el empate. Una diagonal de Joaquín con pase al hueco sobre Mata llevó peligro mientras el conjunto soriano buscaba casi exclusivamente la contra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios