Raúl, Casillas e Higuaín, banderas de un campeón

Comentarios 3

El Real Madrid conquistó el título de la Liga española agarrado a dos banderas que parecen eternas, las de Raúl e Iker Casillas, y a un futbolista como el argentino Gonzalo Higuaín, acostumbrado a marcar en las grandes citas.

El equipo blanco consiguió su segundo título consecutivo de la Liga española, un hecho inédito en el club blanco en los últimos 18 años. Lo hizo con tres jornadas de adelanto después de ganar hoy por 2-1 en su visita al campo del Osasuna después de un esfuerzo heroico. Jugó la segunda parte con 10 jugadores, tuvo un gol en contra y remontó en los últimos cuatro minutos. Higuaín marcó el gol definitivo.

Este Real Madrid ha cambiado mucho en dos años. Atrás quedaron los tiempos de los "galácticos" y ahora se impone la "socialización", la preponderancia de un plantel ausente de grandes "cracks", pero que prima la formación de un equipo. Y no parece irle mal, el menos en el torneo español, por más que en Europa haya perdido su brillo.

Pero, pero supuesto, el Real Madrid ha encontrado peso en algunas de sus individualidades, y principalmente en los jugadores canteranos, con Raúl y Casillas al frente. Son los dos futbolistas más apreciados de su afición.

Al tiempo, ellos simbolizan los poderes de este Real Madrid, que se sitúa como el máximo goleador de la Liga española y el menos goleado. Raúl es su principal anotador y Casillas es su poderoso arquero.

El caso de Raúl es admirable. Cuando la mayoría de críticos le daba por muerto, el capitán blanco resucitó hasta alcanzar los 16 goles. Y no sólo eso, sino que consiguió algunos tantos decisivos, en partidos que contaban. Quizá no sea el mejor Raúl, vista su trayectoria, pero su rendimiento ha estado muy por encima de lo imaginado.

Además, Raúl ha asumido el mando de la delantera en una temporada en la que Ruud van Nistelrooy, el máximo goleador de la Liga española, apenas tuvo protagonismo por las lesiones. Sin embargo, la buena temporada del español no le servirá para acudir a la próxima Eurocopa, vistos los gustos del seleccionador Luis Aragonés.

La otra cara visible ha sido la de Casillas, pese a que su rendimiento no ha sorpendido demasiado. Lleva años en la elite, aunque parece que este año obtuvo un mayor reconocimiento en Europa, que nunca le estimó demasiado.

El arquero ha jugado esta temporada mucho más arropado que en las anteriores, con las incorporaciones de defensores como Pepe o Gabriel Heinze. Pero todavía ha tenido que escuchar muchas veces el calificativo de "hombre-milagro" por sus prodigiosas intervenciones.

Lo curioso es que el Real Madrid se ha gastado más de 200 millones de euros en fichajes durante las dos últimas temporadas, pero la realidad es que al final los héroes han sido los de casi siempre.

Porque futbolistas como Arjen Robben, Pepe, Royston Drenthe, Fernando Gago o Diarra no han tenido el peso esperado en el nuevo título. Si acaso, gustó mucho el holandés Wesley Sneijder, que jugó muy bien en el último tramo de la temporada. Y, por supuesto, Higuaín.

El argentino ya fue vital en la anterior temporada, con Fabio Capello en el banquillo, en el que fue un revulsivo en los últimos encuentros. Y lo mismo sucedió este año.

En la pasada jornada, el Real Madrid venció por 3-0 al Athletic de Bilbao e Higuaín dio el pase del segundo tanto y marcó el tercero. Y hoy entró en la segunda parte para cerrar la pelea por el título.

El Real Madrid parece decidido a iniciar un ciclo en España, y más viendo el proceso de descomposición que atraviesa el Barcelona. La directiva no parece decidida a hacer una gran inversión para la próxima temporada.

Más que eso, quiere fortalecer los nuevos cimientos. Por ejemplo, esta temporada ya renovó "de por vida" a Raúl y Casillas, que siguen siendo ídolos. Y, además, tiene a jóvenes en progresión como Higuaín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios