Garzón encarcela a 11 de los 14 detenidos de la Batasuna 'clandestina'

  • El juez impone una fianza de 20.000 euros al presidente de ANV, imputado por colaboración con organización terrorista

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón decretó ayer prisión incondicional y comunicada para once de los catorce detenidos el pasado lunes por intentar reconstruir la Mesa Nacional de Batasuna, acusados de pertenecer a una organización terrorista. Para los dos tesoreros del PCTV, Jesús María Aguirre y Sonia Jacinto, acordó una fianza de 50.000 euros y para el ex concejal de HB en San Sebastián Juan José Ibaceta, 60.000 euros.

En el caso de estos últimos, la diferencia se debe a su grado de participación en los hechos y su imputación, que es por colaboración con organización terrorista, delito que lleva aparejada una pena bastante inferior que el de integración en banda armada.

Entre los arrestados que ingresaron anoche en la cárcel hay cinco miembros de la Mesa Nacional -Mikel Etxaburu, Karmelo Landa, Eusebio Lasa, Aitor Aranzabal y Karmele Ayerbe- y dos personas pertenecientes al Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV), Peio Xabier Gálvez y Joseba Zinkunegi. También fueron encarcelados los dos dirigentes de EKIN Mikel, Garaiondo y Nuria Alzugarai, el ex concejal de EH Íñigo Balda y el imputado en el sumario de Udalbiltza Kursaal, José Manuel Jurado.

Según el auto de Garzón, las actividades delictivas de los detenidos "servían para reconstruir el frente institucional de ETA y asumirle carácter común como referente político". El magistrado pone un ejemplo evidente: "El vaciamiento de cuentas del PCTV y ANV".

Este lunes, la Policía detuvo, por orden de Garzón, a catorce miembros de Batasuna, PCTV y Ekin que pretendían reorganizar la Mesa Nacional de la ilegalizada formación después de abortar el intento el pasado octubre en Segura (Guipúzcoa). De las investigaciones se deduce que los arrestados habrían actuado como dirigentes clandestinos de Batasuna y habrían participado en la "instrumentalización" de los partidos políticos PCTV y ANV, suspendidos de actividades por Garzón y cuya ilegalización estudia la Sala Especial del Tribunal Supremo.

Baltasar Garzón también acordó ayer una fianza de 20.000 euros para el presidente de Acción Nacionalista Vasca (ANV), Kepa Bereziartua, quien en su declaración también se negó a responder a las preguntas del magistrado y fiscal y tan sólo contestó a su abogado, Íñigo Iruin, para negar todos los hechos. El magistrado acordó para él lo mismo que solicitó la Fiscalía, por los delitos de colaboración con organización terrorista y asociación ilícita.

El pasado día 5, Garzón imputó, junto con otros tres dirigentes del partido, al presidente de ANV por los delitos de colaboración con organización terrorista y asociación ilícita por participar en la financiación de actividades terroristas por parte de ETA- Batasuna.

La Sala del 61 del Tribunal Supremo admitió ayer a trámite las demandas de ilegalización que han sido formuladas por la Fiscalía y la Abogacía del Estado contra el EHAK-PCTV, al que ha concedido un plazo de veinte días para que conteste a las mismas, informaron a la agencia Efe fuentes del Alto Tribunal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios