Marlaska interroga a cinco altos cargos militares tras reabrirse el caso del Yak-42

  • El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska interrogará hoy a cinco altos cargos del Ejército como testigos después de que la Sala de lo Penal ordenara el pasado 22 de enero la reapertura de la investigación sobre la contratación del avión Yakovlev-42D.

Según fuentes jurídicas, entre los testigos que está previsto que comparezcan hoy ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 se encuentra el teniente coronel Javier Merino, que elaboró un informe en abril de 2003 en el que se mostraba muy crítico con los transportes efectuados con aviones de las repúblicas ex soviéticas al considerar que su utilización comportaba un alto riesgo.

El juez también tomará declaración a Luis Alejandre Sintes, jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra en el momento del accidente; y Juan Luis Ibarreta, el teniente general y jefe del Estado Mayor Conjunto (EMACON) que firmó en 2002 el contrato del avión con la Agencia de Abastecimiento y Mantenimiento de la OTAN (NAMSA).

Completan la lista de testigos citados en la Audiencia Nacional para mañana el máximo responsable del Mando Aéreo de Levante en la fecha en la que se produjo el siniestro, Manuel Estellés; y el comandante Antonio Bendada, quien recibió un correo electrónico del comandante Ripollés en el que éste denunciaba, cuatro días antes de fallecer en el accidente, la mala situación del aparato.

Las primeras declaraciones se completarán mañana con los testimonios del presidente de la asociación Familias Afectadas por la Catástrofe, Alfonso Agulló; el ex secretario general de Política de Defensa (SEGENPOL) Javier Jiménez Ugarte; y el perito aeronáutico Cecilio Yustas. Grande-Marlaska también interrogará en un centro de carga de Madrid al representante legal de Chapman Freeborn, la compañía británica que contrató en primera instancia el Yakovlev-42D.

Declaraciones de Trillo y Bono

Grande-Marlaska también ha citado a los ex ministros de Defensa Federico Trillo, que declarará por escrito, y José Bono, que acudirá a la Audiencia Nacional el próximo día 18. El ex ministro avanzó a Europa Press que acudiría a la sede judicial para "ayudar a la Justicia a esclarecer todo", mientras que Trillo remitirá un escrito para colaborar, "como siempre", en el adelantamiento de la verdad.

De la misma manera, el juez ha solicitado oficialmente al Ministerio de Defensa "certificación" de los datos sobre "vuelos realizados a través de la agencia NAMSA, con indicación de fechas, importes satisfechos y responsables de los mismos", así como sobre las "actividades de inspección y control realizadas sobre los mismos, con indicación de los responsables de la ejecución de los contratos".

A la agencia logística de la Alianza Atlántica, el magistrado le pidió los datos de vuelos concertados con Defensa, "con expresión de fechas e importes percibidos, así como el adjudicatario y ejecutor de cada uno de los mismos". También solicitó los procedimientos de selección y adjudicación de los contratos, "la totalidad" de la documentación sobre el vuelo del Yak-42D, "el motivo o motivos esgrimidos por el Estado noruego para la cancelación de los vuelos concertados con esta agencia" y la fecha de la decisión.

La Sala de lo Penal ordenó a Grande-Marlaska reabrir la investigación después de que la Fiscalía cambiara su postura y reclamara la reactivación de las indagaciones, tal y como solicitaban los familiares, que fueron recibidos por el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, en noviembre de 2007.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios