Zapatero da el pistoletazo de salida al 9-M "más motivado que nunca"

  • El líder socialista pide una mayoría más amplia "para construir el futuro y dejar de debatir temas pasados"

La legislatura echa el telón y las elecciones generales ya están oficialmente convocadas. En un Consejo de Ministros extraordinario, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y su equipo firmaron la disolución de las Cortes Generales y la convocatoria de los próximos comicios para el próximo 9 de marzo, tal y como estaba previsto. En una rueda de prensa posterior, el jefe del Ejecutivo dijo estar "más motivado que nunca" para afrontar la cita con las urnas y aseguró que los próximos cuatro años "serán decisivos si queremos progresar aumentando la libertad y las políticas sociales". "Serán años para construir el futuro y no para debatir temas ya pasados", advirtió.

Tras presidir la sesión extraordinaria del Consejo de Ministros y despachar con el Rey, Zapatero compareció ante los periodistas para informar de la decisión y hacer, de nuevo, un balance de la VII Legislatura de la democracia, que definió como un periodo de "reformas, cambios y de progreso en general para el país". Pero también una legislatura de "estabilidad y normalidad y responsabilidad democrática", aseguró, apoyándose en que se ha completado la legislatura -"por responsabilidad democrática", apuntó-, se han aprobado cuatro Presupuestos Generales del Estado y 170 iniciativas legislativas. A su juicio, aunque ha sido calificada como una legislatura "dura y difícil", para él ha sido "un honor" ser el presidente del Gobierno y añadió que de cara a las próximas elecciones generales se siente "algo más que fuerte, más motivado que nunca". Zapatero afirmó que ha liderado un Gobierno que ha gozado de "estabilidad" para llevar a cabo su programa y anunció que su intención es pedir la confianza de los electores para "una mayoría más amplia". En este sentido, Zapatero no quiso valorar los últimos sondeos electorales y explicó que en precampaña y campaña se concentrará en explicar sus "ideas, objetivos y propuestas" para los próximos cuatro años, que "serán decisivos si queremos progresar aumentando la libertad y las políticas sociales". "Serán años para construir el futuro y no para debatir temas ya pasados", proclamó, antes de remarcar que "son los ciudadanos los que tienen la palabra y en estos momentos tienen más que nunca el derecho a escucharnos, a debatir serenamente sobre ideas y propuestas; después del 9 de marzo ya valoraré las encuestas", que apuntan a un empate técnico.

Zapatero dedicó buena parte de su intervención a destacar la gestión económica de su equipo, afirmando que "la acción del Gobierno ha estado destinada a asegurar que en cualquier circunstancia habrá recursos suficientes" para garantizar el gasto social.

El superávit presupuestario, el incremento del fondo de reserva de la Seguridad Social hasta 52.000 millones de euros en 2008, la creación de tres millones de empleos, las medidas sociales o las tomadas contra la violencia de genero y en pro de las seguridad vial fueron destacadas de nuevo por el presidente del Gobierno como hitos de su mandato.

A ello añadió las medidas tomadas para acabar con "discriminaciones odiosas", como la ley que permite el matrimonio homosexual, y subrayó que ha trabajado "para que todos los ciudadanos sean respetados" independientemente de su origen, de sus creencias y sus convicciones.

En la misma línea, señaló que ha dirigido el Gobierno "con respeto", lo que España ha ofrecido y ha pedido a otros países, en una "política exterior autónoma", que se inició con la retirada de las tropas de Iraq un día después de tomar posesión el Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios