El Museo de Almería expone 30 piezas arqueológicas restauradas en sus talleres

  • La delegada de Cultura, Isabel Arévalo, junto a Arturo del Pino y María Garrido participó ayer en las II Jornadas de Patrimonio

Comentarios 0

La delegada de Cultura, Isabel Arévalo, acompañada por el Director del Museo de Almería, Arturo del Pino y la Presidenta de la Asociación Luis Siret de Amigos y Amigas del Museo de Almería, María Garrido, inauguró ayer las II Jornadas de Patrimonio y la exposición arqueológica Almería ciudad vivida, 955-1489, organizadas por la Asociación Luis Siret, y cuya temática central gira entorno a la arqueología urbana llevada a cabo en la ciudad de Almería durante los últimos 30 años.

Isabel Arévalo destacó lo importante que es para un museo como el arqueológico contar con una Asociación de Amigos y Amigas comprometidos no sólo con el patrimonio histórico, si no con su conocimiento, aprendizaje, conservación y difusión. Por su parte, María Garrido, enfatizó que el acto está inmerso en la celebración del Milenio del Reino de Almería, y que con él pretenden acercar el patrimonio histórico a los almerienses, a la vez que sensibilizar al público sobre la importancia de éste.

Por su parte, el Director del Museo, volvió a reiterar la importancia de sumar sinergias entre instituciones, colectivos e individuos para dar a conocer "nuestras colecciones y fondos arqueológicos, a la vez que hacemos pedagogía con ellos".

Las II Jornadas comenzaron con la inauguración de cerca de 30 piezas arqueológicas de pequeño tamaño que el Museo de Almería ha restaurado en sus talleres para la ocasión en los últimos meses, junto al ya presentado estuco nazarí.

La muestra, acompañada de paneles explicativos, gira entorno a cuatro ámbitos arqueológicos de la ciudad de Al-Mariyya, como son el doméstico, la tenería, la necrópolis y los alfares. Dichos ámbitos han sido explicados durante las jornadas por los propios arqueólogos excavadores mediante ponencias.

Así, a las 11:00 horas tuvo lugar una conferencia introductoria a cargo del arabista Jorge Lirola Delgado, titulada la Almería andalusí a través de los textos, donde ilustró de manera pedagógica sobre la evolución de la ciudad de Almería en el 955 hasta época nazarí.

Posteriormente comenzaron las comunicaciones arqueológicas que fueron abiertas a la 12:40 horas por Belén Alemán Ochotorena y Laura Moya Cobos que hablaron sobre el Ámbito doméstico de la Plaza Pavía. Fue en este espacio diáfano, afirmaban los ponentes, donde se asentó el primitivo núcleo de población de Almería durante la etapa califal en el siglo X.

A las 13:35 horas, fue el turno de la veterana arqueóloga Rosa Morales Sánchez, que habló de su intervención arqueológica en 2001 en la Tenería de la calle Santísima Trinidad. La investigadora resaltó la importancia de la industria textil andalusí y su gran complejidad productiva.

Ya por la tarde, a las 16:30 horas fue el turno de José Manuel Bernal Morales y José Miguel Pérez Muñoz, que disertaron sobre la Necrópolis de La Chanca, una necrópolis dentro del recinto amurallado de la ciudad donde se han documentado hasta tres fases de ocupación definidas por una variada tipología de enterramientos y una cronología que oscila desde finales del siglo X a fines del XII.

Finalmente, fue el turno de María del Mar Muñoz Martín, que habló de los Alfares de la calle Pablo Iglesias, unas instalaciones a las afueras del núcleo urbano, y que han sido documentadas arqueológicamente mediante hornos para la fabricación de cerámica y actividades relacionadas con ello.

Estos alfares funcionaron desde el siglo X hasta el siglo XII, aunque la conquista cristiana de 1147, parece, según los excavadores, provocó el abandono de parte de la actividad alfarera o su reducción, cuando menos, pues parte de estos terrenos fueron utilizado durante los siglos XIII-XV como maqbara, es decir, como cementerio.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios