La Navidad termina con la cifra más baja de fallecidos en carretera desde 1988

  • En los 18 días que ha durado la operación especial de tráfico de estas vacaciones han perdido la vida 100 personas · El 5 de enero queda como fecha histórica porque no hubo ningún accidente mortal

La operación especial de tráfico para la Navidad, las primeras vacaciones con los nuevos delitos de tráfico vigentes, se ha saldado con 100 fallecidos en la carretera, catorce menos que el año pasado y el menor número de víctimas mortales desde hace veinte años, cuando comenzó la estadística de la Dirección General de Tráfico (DGT). Las Navidades dejan también una fecha histórica: el 5 de enero, víspera de Reyes, no hubo ningún accidente mortal en las carreteras españolas.

En los dieciocho días que ha durado este operativo especial de tráfico, desde las 15.00 del viernes 21 de diciembre a las 24.00 del 7 de enero, lunes, hubo un total de 85 accidentes, nueve menos que hace un año pese a que las Navidades han durado un día más. También se han producido 47 heridos graves y 46 leves.

Respecto a los fallecidos, un 12,3 por ciento menos que en el año anterior, se ha producido una media de 5,5 muertos diarios, frente a los 6,7 de las Navidades de 2006/2007 y los 11 de 2005/2006.

El día con mayor siniestralidad de estas Navidades fue el 22 de diciembre -cuando murieron 13 personas en 11 accidentes-, seguido del día 24, en el que fallecieron 10 personas. Si se suman los 7 muertos de la tarde del viernes 21 (en plena efervescencia aún de cenas y fiestas prenavideñas) y los 5 fallecidos del domingo 23, resulta que en las cuatro primeras jornadas de un periodo de 18 días se contabilizaron más de un tercio del total de los muertos.

Aquellos datos hicieron temer que la reciente reforma penal para condenar con penas de cárcel a los conductores temerarios no estaba teniendo el efecto inmediato previsible, ya que el número de muertos superaba entonces al de las Navidades de 2006/2007. Sin embargo, a partir del martes, día de Navidad, la estadística da un vuelco, y solamente en tres de las catorce jornadas restantes la cifra de muertos supera a la del pasado año. Incluso, el 5 de enero, sábado, no se produjo ningún accidente mortal en las carreteras, un hecho que sólo se produce cada varios años, según la DGT.

El accidente más trágico de estas fiestas, con tres víctimas mortales, tuvo lugar el domingo en Menorca, cuando tres jóvenes, de entre 18 y 20 años, murieron carbonizados después de que se saliera su vehículo de la calzada. Un cuarto ocupante de 19 años resultó herido leve, según informaron fuentes del Servicio de Emergencias 061 y de la Guardia Civil de Tráfico.

Se trata, en cualquier caso, de la cifra de víctimas mortales más baja desde 1988/1989 (primer año facilitado por la DGT en sus estadísticas), unas Navidades negras en las que perdieron la vida 317 personas, una cifra que se mantuvo idéntica el año siguiente. Pero las Navidades más siniestras del histórico estadístico de la DGT son las de 1991/1992, que se saldaron con 321 muertos en accidentes de tráfico.

Desde ese año la curva de siniestralidad comenzó a caer hasta llegar a su pico más bajo en 1997/1998, con 187 fallecidos en Navidad. Sin embargo, al año siguiente se produjo un empeoramiento en las cifras de siniestralidad, con 277 fallecidos.

Con algún mínimo repunte, el número de víctimas en carreteras en fechas navideñas inició un descenso hasta los 137 fallecidos de 2004/2005. En 2005/2006 la estadística empeoró de nuevo, con 181 fallecidos, para pasar a un notable descenso hasta los 114 muertos del año pasado y los 100 de este año.

En cuanto a los accidentes en el periodo estudiado, el peor año fue el de 1988/1989, con un total de 275 siniestros. La mejor cifra, la de este año, con 85 accidentes.

Ante estos resultados, la vicepresidenta de la asociación de víctimas de tráfico Stop Accidentes, Jeanne Picard, lamentó ayer la "indiferencia de la sociedad" ante las cifras de muertes en carretera y señaló la necesidad de sensibilizar sobre este problema. "Para nosotros, las cifras son muy frías. Fundamentalmente son dramas que se repiten día tras día y año tras año, y parece que no pasa nada", destacó la presidenta de esta asociación en declaraciones a RNE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios